Insólito: Buffett invirtió en Apple

Hoy no quiero hablar de startups ni de compañías privadas. Tampoco sobre alguna novedad o algo de lo que se conozca poco. Todo lo contrario. Decía El Principito que “lo esencial es invisible a los ojos”, y la idea de hoy es conversar sobre lo que no se vé detrás de inversiones que sucedieron a la vista de todos, entre las empresas más grandes del mundo. Un movimiento insólito del que podemos aprender muchísimo.

En síntesis, el lunes se conoció que Berkshire Hathaway, invirtió USD 1.000 millones en Apple en el último trimestre.

Para el inversor que nos viene siguiendo, no hace falta aclarar mucho sobre estas empresas. Pero por si lo agarré recién levantado, le facilito algunos datos:

  • Apple es la empresa de tecnología fundada por Steve Jobs, creadora del iPhone, iPad, MacBook, etc. Con un valor de USD 531.000 millones, es la empresa de mayor valor de la bolsa estadounidense.

  • Berkshire es el conglomerado de inversiones dirigido por Warren Buffett conocido por sus inversiones en Coca-Cola, Gillette, IBM, American Express, DirectTV, etc. Con un valor de USD 347.000 millones, es la 5ta empresa de mayor valor de la bolsa estadounidense, detrás de Apple, Alphabet (la dueña de Google), Microsoft y Exxon.

Entonces, la noticia podría leerse así: “Berkshire, la 5ta empresa más valiosa del mundo conducida por Warren Buffett, el inversor más exitoso de todos los tiempos y 3er hombre más rico del mundo, invirtió USD 1.000 millones en Apple, la empresa de tecnología más exitosa y valiosa del mundo, creada por el mítico Steve Jobs”. Aunque suena un poco largo el título, parecería que lo relevante es que hubo una inversión entre 2 empresas con fama de haberles ido bien. Pero eso no significa nada.

A simple vista, parece una inversión con mucho sentido, pero le aseguro qué es:

1) Para quien conoce el estilo de Buffett, encontrará sorprendente que la inversión haya sido en una empresa tecnológica. Desde siempre Buffett manifestó no sentirse cómodo con estas inversiones. Durante los ‘90 fue muy criticado porque decían que no entendía cómo subirse al boom de las empresas de Internet. Después del 2003, volvió a ser un héroe por haber quedado inmune de la burbuja “.com” que llevó al Nasdaq a niveles estratosféricos, para después perder un 78% de su valor (si, lo que valía 10, pasó a valer 2). Buffet siempre lo aclaró: no es que estuviera en contra de las empresas tecnológicas, sino que él es muy disciplinado en no invertir en aquello que no conoce, y abiertamente confiesa no conocer el negocio de las empresas tecnológicas, aún cuando es uno de los mejores amigos de Bill Gates (fundador de Microsoft), quien además es director de Berkshire. Buffett ya antes había invertido en IBM, pero él la veía como una empresa de servicios profesionales, más que de tecnología. De todos modos, en este caso, la decisión no la tomó Buffett, sino sus discípulos, Todd Combs y Ted Weschler, que son más jóvenes y manejan una menor cantidad de dinero. La tecnología no es mala ni buena de por sí. Lo que ocurrió durante la burbuja “.com” es que muchos inversores pusieron dinero en empresas que no generaban ingresos, hasta que un día terminaron desapareciendo, lastimando a muchos inversores. Si la empresa presenta buenos fundamentos, cualquiera puede invertir allí sin culpa. En particular Apple se ve como una empresa muy sólida financieramente (tiene más de USD 200 millones en efectivo para invertir – recientemente invirtió en Didi, el Uber de China-) y presentaba una valuación muy atractiva (10 veces su Price-to-Earnings).

2) La época elegida para invertir es bastante curiosa. Las bolsas estadounidenses llevan acumulados 7 años consecutivos de subas, cuando en promedio hay una gran crisis cada 7 años: lunes negro ‘87, recesión estadounidense a principios de los ‘90, la burbuja “.com” en el 2000, las crisis de créditos sub-prime en el 2007. Hoy el S&P 500 está cerca de sus máximos históricos, sus empresas están caras (están al 90% de caras que en máximo histórico), mientras que se avecinan las elecciones en Estados Unidos, la incertidumbre por las modificaciones de las tasas de interés estadounidenses, el petróleo errático, el consumidor mundial (China) inestable, etc. Una inversión hoy implica que no ven una recesión en el corto plazo, o que simplemente no les importa.

3) Algunos inversores reconocidos están saliendo en este momento de Apple. Carl Icahn es uno de los inversores activistas más reconocidos del mundo. Fue un polémico defensor de Apple hasta que recientemente comenzó a vender sus posiciones porque consideró que su futuro estaba comprometido. Mientras uno reconocido se va, otro reconocido entra. Algunos dicen que Berkshire invierte en plazos tan largos, que lo que pueda ocurrir en los próximos meses no modifica el optimismo sobre la empresa.

En pocas palabras, que la empresa de Buffett haya invertido en Apple resulta complicado de entender hasta que uno analiza con cuidado sus fundamentos; el momento elegido resulta extraño hasta que uno comprende que Berkshire compra acciones de empresas para mantenerlas “por siempre”, y resulta llamativo que otros reconocidos inversores estén tomando una posición contraria, hasta que uno recuerda que Berkshire nunca se deja influir por lo que hagan los demás a la hora de tomar una decisión. El tiempo dirá quién tenía razón.

Por lo pronto esta inversión permite comprender qué cosas mira el inversor que tiene cuantiosos éxitos en su haber. Aún cuando la inversión se hace bajo la lupa de todo el mundo, muy pocas personas logran comprender qué es lo que hay detrás de cada decisión. Incluso, el inversor novato que lo quiera imitar, podría incluso tener una experiencia frustrante comprando exactamente las mismas acciones, si es lo que hace con las razones inadecuadas.

Sebastian Ortega, Director Ejecutivo de South Ventures

Twitter @sportega

2 thoughts on “Insólito: Buffett invirtió en Apple

  1. Para mi está apostando a tomar una gran tajada del transporte del inminente futuro robotizado con autos autónomos. Ya tiene dos patas. Una es Didi a través de las acciones en Apple y la otra es Waze Carpool con sus acciones en Alphabet. Puede ser un gran impulsador de un nuevo imperio… Que no nos extrañe que el próximo paso sea comprar a Uber, quizás podría ser su mayor apuesta 🙂

    1. Si. Coincidimos que una inversion de este estilo es una apuesta a todas las innovaciones en la que estará involucrada la compañía en el futuro. Sin embargo, todavia no es significativa para el tamaño de cartera de Berkshire. Pero es un gran primer paso.

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías