Si le gusta a todos, está comprando demasiado caro

En EE.UU. hay 7.000 compañías que cotizan en las bolsas y 3.600 brokers que permiten acceder a ellas: 1 broker cada 2 compañías en un mercado de USD 34 billones (casi la mitad del valor mundial). Hay tantos inversores, tanto dinero y tantos brokers permitiendo invertir fácilmente, que cuando una buena compañía atrae la atención de Wall Street, su precio tiende a subir “hasta el cielo” y deja de ser un buen negocio.

Por ejemplo, el 1ro de Mayo de 2019, hace apenas 3 meses, salió a la bolsa una compañía llamada Beyond Meat (en español: “más allá de la carne”) dedicada a fabricar alimentos hechos de plantas pero que se ven y se sienten como si fueran de carne. La foto de ilustración de este artículo es una foto real de su hamburguesa.

La compañía tenía todos los elementos que se necesitan para convertirse en la favorita de los inversores: una idea innovadora, una misión insuperable (“mejorar la salud humana, disminuir el cambio climático, utilizar solo recursos naturales, y defender el bienestar de los animales”), un producto bien logrado, un mercado gigantezco para crecer, pocos competidores, y hasta un nombre atractivo.

En solo 87 días de cotización, la empresa creció un 839%. Fue un verdadero fenómeno que opacó al Bitcoin, las empresas de Marihuana, la salida a bolsa de UBER y a cualquier otra inversión de moda. 

Sin embargo, esta subida de precios fue mucho más exagerada de lo que en realidad habían crecido los números de la empresa en cuanto a sus ventas y ganancias, ya que hasta el día de hoy nunca ganó dinero: gasta más de lo que le ingresa. Para ponerlo en perspectiva, alguien dijo por ahí: “Imaginate un puesto en la feria que vende limonada (¡que no es limonada!) que tiene ventas anuales por $90 pero pierde $30, y te ofrecen comprar el puesto por $14.000. ¡Una locura! Bueno, eso es Beyond Meat, quitándole 6 ceros”.  

Evolución de las acciones de Beyond Meat desde el 1ro de Mayo al 7 de Agosto. Pico máximo el 26 de Julio. Gráficos de Yahoo Finance.

Un inversor puede hacer un muy mal negocio con una empresa excelente, si compra sus acciones cuando están demasiado caras. De hecho, quien haya comprado acciones de Beyond Meat el 26 de Julio, ya perdió 30% en apenas 10 días, aún cuando los fundamentos de la compañía siguen intactos.

Incluso si usted hubiera invertido en el índice S&P 500 (una de las inversiones más seguras que se conocen) en Octubre de 2007, hubiera perdido 50% en los siguientes 15 meses

Más allá de Beyond Meat, hoy existen muchísimas empresas de excelente calidad y altísimo potencial cuyas acciones están tan caras, que no representan ninguna oportunidad de inversión (en GRIT Fund tenemos 100 compañías en observación que esperamos comprar cuando dejen de estar caras). Esta es la razón por la que Warren Buffett sigue acrecentando el dinero en efectivo de su cartera (esta semana llegó a un récord de USD 122 mil millones, equivalente al doble de las reservas del Banco Central de Argentina) hasta que las condiciones se vuelvan más favorables para invertir. 

En búsqueda de la oportunidad

Encontrar una compañía prometedora es muy fácil. Lograr comprarla a buen precio es dificilísimo. Tantos inversores y tanto dinero disponible en los mercados hacen que cualquier oportunidad, por más mínima que sea, desaparezca en segundos. “¿Cuánto tiempo puede permanecer un billete de USD 100 tirado en el piso de una calle transitada?”. Warren Buffettesperó toda una década para comprar acciones de Coca-Cola hasta que finalmente vió la oportunidad el Lunes Negro de 1987 cuando el S&P 500perdió 22% en un solo día

No queremos comprar acciones que estén en sus máximos y puedan caer en cualquier momento. Queremos comprar acciones que estén baratas y esperen su oportunidad para subir” – dice Warren Buffett

El inversor individual tiene la posibilidad (pero no la garantía) de aventajar a los inversores grandes ya que tiene a su disposición toda la gama de activos disponibles del mercado, mientras que los grandes están limitados a unas muy pocas opciones. El desafío del inversor individual es poder reconocer esas oportunidades cuando no están en boca de todos

Para esto, Peter Lynch compartió algunas recomendaciones en su libro “One up on Wall Street”:

En primer lugar, puede comenzar por mirar a su alrededor y analizar los productos que usted valora: el auto que conduce, la afeitadora que utiliza cada mañana, su restaurant favorito o el de sus hijos, etc. De esta forma usted podrá descubrir y juzgar empresas por sí mismo sin que hayan aparecido primero en los diarios. 

Si la empresa está en un mercado aburrido o tiene un nombre poco atractivo, ¡mejor! Así es más probable que Wall Street no se fije en ella inmediatamente. Esto le dará mayor tiempo para aprovechar la oportunidad (algo así como si el billete de USD 100 tirado en el piso se viera desde lo lejos como un billete de $100 -pesos-). Para ilustrar esta distorsión, le cuento un caso muy curioso: hace dos años, una desconocida compañía dedicada a fabricar té helado llamada Long Island Iced Tea Corp, decidió cambiar parte de su nombre para pasar a llamarse Long Blockchain Corp. Como usted sabe, blockchain es una palabra de moda por ser el nombre de la tecnología sobre la que se construyó el bitcoin. En la misma mañana en que la compañía apareció con su nuevo nombre, sus acciones crecieron un 500%. Lo más insólito fue que pasó algún tiempo hasta que los inversores descubrieron que la compañía no tenía nada que ver con las criptomonedas y los precios de las acciones cayeron hasta sus valores originales, tal como puede ver en el siguiente gráfico.  

Evolución de las acciones de Long Blockchain Corp, la empresa que cambió de nombre. Gráficos de Yahoo Finance.

Peter Lynch da más recomendaciones: “Evite las empresas o industrias de moda”, dijo mucho antes que apareciera Beyond Meat, y las empresas de Marihuana. Allí es más probable que los precios de las acciones estén mucho más altos que los verdaderos valores de las compañías. Aunque sí es posible invertir en empresas reconocidas cuando temporalmente atraviesan una situación desfavorable, como en el caso de Buffett con Coca-Cola o como en el de American Express que contamos en un artículo anterior

Es muy poco probable que alguien golpee a su puerta para traerle una oportunidad en una empresa de alto potencial y que al mismo tiempo se encuentre barata. Si es de alto potencial, será muy difícil encontrarla barata, y hasta puede que esto nunca suceda. Si está barata, habrá que saber juzgar si verdaderamente tiene alto potencial. Si tiene alto potencial y está barata… ¿por qué nadie más la aprovecha? Una de las pocas razones por la que puede ocurrir esto último, es que la empresa se encuentre fuera del radar de Wall Street; pero en ese caso, nadie le traerá la oportunidad a su puerta, ni aparecerá por televisión o internet, tal como advierte Peter Lynch.

Es trabajo del inversor revisar allí donde nadie le avisó, reconocer lo que no todos reconocen, y actuar antes que los demás. “La oportunidad es un fenómeno subjetivo: reside solo en la cabeza del tomador de decisiones“.

Sebastian Ortega, Director Ejecutivo de South Ventures

1 thought on “Si le gusta a todos, está comprando demasiado caro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías